Sonría por favor. Vivirá más años

¿Sabías que la sonrisa tiene el poder de mejorar el rendimiento, reducir el estrés o aumentar la creatividad?

Sí, la sonrisa es salud.

Según la Cruz Roja cerca de 160 estudios científicos avalan esta afirmación.  Más allá de mostrar a los demás cuál es nuestro estado de ánimo, la sonrisa tiene la capacidad de mejorar nuestra calidad de vida de forma notable.

Sonría, por favor. Vivirá más años

Los comportamientos vinculados al optimismo reducen las hormonas relacionadas con el estrés. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Kansas en el que participaron 167 personas demostró que cuando alguna de ellas practicaba una actividad estresante al tiempo que sonreía sinceramente su actividad cardiaca se volvía mucho más lenta.

Los niveles de cortisol se reducen y se libera dopamina, una hormona que se relaciona con estados de bienestar psicológico. Además, con la risa segregamos más adrenalina y nuestra capacidad creativa se potencia.

Con un gesto tan simple con el de la sonrisa también segregamos endorfinas, unos neurotransmisores cuyo efecto es similar al de los opiáceos y que nos hacen sentir mejor.

Algunas cosas más que conseguimos al sonreír

· Hacemos ejercicio ya que cuando sonreímos se ponen a funcionar cerca de 400 músculos.
· Si conseguimos reír a carcajadas nuestros ojos empezarán a llorar y esas lágrimas actuarán como potentes desinfectantes.
· La nariz y el oído se despejan.
· Oxigenamos mejor los pulmones al entrar más aire en ellos.
· A nivel emocional, la risa hace que cambiemos nuestra perspectiva de la vida y la veamos con mayor optimismo.
· Mejoramos la comunicación con las personas de nuestro entorno.
· Aumenta la confianza en nosotros mismos.
· Nuestro atractivo físico aumenta ya que hace que los ojos brillen más y que nuestra expresión facial sea más amable.

Tipos de sonrisas

¿Sabías que no todas las sonrisas son iguales? Según un estudio de la Universidad de San Francisco existen 19 tipos de sonrisas, de las cuales solo seis están vinculadas a la felicidad.

En ocasiones puede que nuestra cara muestre una sonrisa pero esta no será más que el reflejo de sentimientos relacionados con el dolor, la vergüenza, la tristeza o la incomodidad. Su aparición en nuestro rostro tiene más que ver con la manera en que nos queremos mostrar ante los demás. Destacamos algunas:

· Moderada: con ella pretendemos controlar nuestras emociones positivas. Nuestro cuerpo nos pide una gran sonrisa feliz y automática pero la frenamos para no mostrar abiertamente nuestros sentimientos.
· Calificada: a través de ella intentamos suavizar una noticia que sabemos no será bien recibida por nuestro interlocutor.
· Maliciosa: es la sonrisa que surge cuando nos alegramos de alguna desgracia ajena.
· Falsa: o la sonrisa forzada. La que ponemos cuando tenemos que mostrar obligatoriamente felicidad.
· Seductora: o coqueta. La que mostramos con cierta timidez cuando flirteamos con alguien.

¿Con cuál de estas sonrisas te identificas más? En Oral Group siempre trabajaremos para que la tuya sea la más feliz y saludable de todas.

Foto creada por Senivpetro – www.freepik.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *